El LCS II une esfuerzos de solidaridad por Oaxaca

Ante los sismos de gran magnitud que sacudieron nuestro país y las fuertes tormentas de temporada, el Laboratorio de Cohesión Social II México-Unión Europea ha mostrado solidaridad mediante las instituciones y organizaciones que lo integran, principalmente en el estado de Oaxaca.

En esta entidad federativa, el LCS II concentra la mayor parte de sus actividades en municipios del Istmo de Tehuantepec, una de las regiones más afectadas por sismos de los días 7, 19 y 23 de septiembre, además de las casi siete mil réplicas. Al respecto, reconocemos las valiosas labores de instituciones y organizaciones que trabajan en este programa de cooperación para responder a la situación de emergencia que se desató en el país, desde el mismo día de la tragedia.

Por ejemplo, la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña (SMO), en coordinación con la Secretaría de Marina, hizo un despliegue de su personal para trasladar y entregar víveres (5 mil despensas), agua embotellada (13 mil litros), hamacas (2 mil 200) y cobertores (mil) a personas que perdieron sus hogares y que se han instalado paulatinamente en siete albergues en San Dionisio del Mar. Se ha llegado a concentrar casi mil 200 habitantes, predominantemente mujeres, niñas y niños, quienes reciben comidas preparadas ahí mismo, enseres como colchonetas, cobertores y productos de aseo personal y para bebés.

El trabajo interinstitucional ha colaborado para que la población damnificada en este lugar, sobrelleve de la mejor manera posible este proceso de reconstrucción, que implica el censo y registro para la canalización de apoyos económicos, tanto federales como estatales, y que deberá también considerar la participación y el liderazgo de las mismas comunidades.

Asimismo, se impulsa la reactivación económica del Istmo, donde las mujeres tienen un papel fundamental, luego de la entrega de apoyos económicos para volver a hacer sus hornos de pan y totopo (tostadas tradicionales), actividad primordial en San Dionisio y que distribuye a buena parte de la zona. En total se prevé construir cerca de 800 hornos en el menor tiempo posible.

Por su parte, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, desde el 8 de septiembre ha realizado labores de observancia permanente para promover y defender los derechos de las personas que han sido afectadas. A la fecha se han realizado brigadas en el Istmo de Tehuantepec, sobre todo en aquellas comunidades alejadas de los grandes centros urbanos para entrevistarse con las autoridades estatales y municipales para conocer las labores de atención inmediata que se realizan con la población y con las personas para conocer sus problemáticas y posibles violaciones a derechos humanos.

Dentro de los municipios recorridos se encuentran Juchitán de Zaragoza, Santo Domingo Tehuantepec, Asunción Ixtaltepec, Ciudad Ixtepec, San Mateo del Mar, Chahuites, Jalapa del Marqués, Santiago Astata, Tapanatepec, Ixhuatán, Zanatepec, San Francisco del Mar, El Espinal, Laollaga, Chihuitán, Matías Romero, San Miguel Chimalapa, Zanatepec, Niltepec, Ixcuintepec, Santiago Lachuiguiri, Barrio de la Soledad y Guevea de Humboldt, San José del Paraíso, entre otros. La alimentación, acceso al agua potable y las condiciones sanitarias, así como la pérdida de alojamientos y la necesidad de acompañamiento psicosocial, son las necesidades más apremiantes que el organismo autónomo ha podido identificar entre las personas, en sus diferentes recorridos por la región.

La Defensoría de Derechos Humanos el Pueblo de Oaxaca acompañó y vinculo a un equipo de 84 profesionales, universitarios y defensores de derechos humanos con el municipio de Santiago Astata para entregar 25 toneladas de víveres y brindar apoyo terapéutico en una misión conjunta organizada por la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Tlaxcala, la Universidad Metropolitana de Tlaxcala y la sociedad civil tlaxcalteca.

En cuanto al equipo técnico del Proyecto de Fortalecimiento a la Participación Ciudadana e Institucional en los Temas de Transparencia en Veinte Municipios del Estado de Oaxaca, ejecutado por el Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Oaxaca (IAIP) en el marco del Laboratorio de Cohesión Social II, montaron en sus instalaciones un centro de acopio para las y los damnificados.

Cabe señalar, que este proyecto desarrollado por el IAIP mantiene relación estrecha con diez municipios afectados en el Istmo, por lo que el equipo técnico del LCSII ha mantenido estrecha relación con las autoridades de estas poblaciones durante todo este tiempo.

Por otra parte, es de subrayar el apoyo que la Comisión Europea otorgará a México para la respuesta de emergencia y en los esfuerzos a mediano y largo plazo. Al respecto, el pasado 6 de octubre la Comisión Europea liberó un importe inicial de 550,000 en ayuda humanitaria que apoyará los esfuerzos inmediatos de reconstrucción. La Unión Europea detalló que estos enfocarán en la prestación de asistencia a mujeres, niños, jóvenes y minorías, en particular a las comunidades indígenas, en las áreas más pobres de las zonas afectadas.

Oaxaca está de pie, la región del Istmo no está sola. La resiliencia que caracteriza a esta entidad y a todo el país está probada. No será tarea fácil, no obstante la coordinación interinstitucional, con organizaciones descentralizadas y de la sociedad civil que se mantienen en este programa del Laboratorio de Cohesión Social, será una pieza importante para que México y la Unión Europea continúen sumando esfuerzos y logren resultados tangibles en la reconstrucción de nuestro país. #FuerzaMéxico.

Comments are closed.